microbio.es.

microbio.es.

¿Qué son las micotoxinas y cómo afectan a la salud?

Introducción

Las micotoxinas son compuestos tóxicos producidos por hongos que crecen en alimentos y piensos. Estos compuestos son una preocupación importante para la seguridad alimentaria y la salud pública debido a que pueden causar enfermedades agudas y crónicas en los seres humanos y los animales.

¿Qué son las micotoxinas?

Las micotoxinas son metabolitos tóxicos producidos por hongos que contaminan una gran variedad de alimentos y piensos. Estos compuestos se producen como parte del proceso de crecimiento y reproducción de los hongos.

Tipos de micotoxinas

Existen varios tipos de micotoxinas, entre las que se incluyen:

  • Aflatoxinas
  • Ocratoxinas
  • Patulina
  • Zearalenona
  • Fumonisinas
  • Tricotecenos

Cada una de estas micotoxinas puede tener efectos diferentes sobre la salud.

¿Cómo afectan las micotoxinas a la salud?

Las micotoxinas pueden producir una amplia gama de efectos tóxicos en los seres humanos y los animales, especialmente en el hígado, los riñones y el sistema nervioso.

Las aflatoxinas, por ejemplo, pueden causar cáncer de hígado y otros problemas de salud graves. La ocratoxina A ha sido relacionada con varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de riñón.

Las patulina puede causar problemas gastrointestinales, incluyendo náuseas, diarrea y vómitos. La exposición a largo plazo a esta micotoxina se ha relacionado con problemas renales y hepáticos en animales de laboratorio.

La zearalenona y las fumonisinas son otras dos micotoxinas que pueden afectar negativamente a la salud. La zearalenona puede causar problemas de reproducción y la fumonisina puede provocar problemas en el tracto gastrointestinal y en el sistema nervioso central.

¿Cómo se pueden evitar las micotoxinas?

Hay varias medidas que pueden ayudar a reducir la exposición a las micotoxinas, incluyendo:

  • Comprobar el aspecto y el olor de los alimentos y piensos antes de consumirlos.
  • Almacenar los alimentos y piensos en condiciones adecuadas, como un lugar seco y fresco.
  • No consumir alimentos que estén dañados, mohosos o que tengan manchas oscuras.
  • Lavar y pelar las frutas y verduras antes de consumirlas.
  • Comprar productos de origen fitosanitario controlado y con etiquetado de calidad.

Conclusiones

Las micotoxinas son un problema importante para la seguridad alimentaria y la salud pública, ya que pueden causar enfermedades agudas y crónicas en los seres humanos y los animales. Se han identificado varios tipos de micotoxinas, cada una con efectos tóxicos diferentes en la salud. La prevención es clave para evitar la exposición a estas peligrosas sustancias, incluyendo la adopción de medidas adecuadas de almacenamiento y manipulación de alimentos y piensos.