microbio.es.

microbio.es.

Nuevos enfoques para el diagnóstico de infecciones parasitarias emergentes

Introducción

Cuando pensamos en enfermedades infecciosas, lo más común es que imaginemos virus, bacterias y hongos. Sin embargo, también existen parásitos capaces de causar enfermedades muy graves en humanos, y algunos de ellos se consideran emergentes debido a su creciente impacto en la salud pública. Diagnósticar a tiempo estas infecciones parasitarias es esencial para poder brindar atención médica oportuna. En este artículo, exploraremos algunos de los nuevos enfoques y tecnologías que se están utilizando para el diagnóstico de estas enfermedades.

Diagnóstico convencional de infecciones parasitarias

El diagnóstico de infecciones parasitarias a menudo implica la identificación del propio parásito a través de técnicas de análisis microscópico o por medio de pruebas de detección de antígenos en la sangre o las heces. Algunas de las técnicas convencionales incluyen la tinción de Gram, la tinción de Zielh-Neelsen para detectar tuberculosis y la tinción de Giemsa para la detección de malaria. También se utilizan técnicas de ELISA para detectar antígenos de diferentes parásitos en la sangre y heces de los pacientes. Aunque estas técnicas son útiles y siguen siendo una parte importante del diagnóstico de enfermedades parasitarias, también tienen limitaciones. Por ejemplo, algunas infecciones parasitarias pueden ser difíciles de detectar con precisión mediante estas técnicas convencionales.

PCR en tiempo real

Una técnica emergente que se está utilizando cada vez más para el diagnóstico de enfermedades parasitarias es la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en tiempo real. La PCR es una técnica que amplifica el ADN, lo que la convierte en una herramienta poderosa para la detección de enfermedades. La PCR en tiempo real es una variante de esta técnica en la que se utiliza un termociclador que puede medir la cantidad de ADN amplificado en tiempo real. Esto permite la detección temprana y precisa de infecciones parasitarias a través de la amplificación y detección de ADN parasitario específico en muestras de sangre, orina u otros fluidos corporales.

Secuenciación de próxima generación (NGS)

La secuenciación de próxima generación (NGS) es otra tecnología emergente que se está utilizando cada vez más en el diagnóstico de enfermedades parasitarias. La NGS permite la secuenciación masiva de ADN y ARN de muestras de diferentes tipos, lo que permite la detección de parásitos en muestras que de otra manera serían difíciles de cultivar o detectar con técnicas convencionales. Por ejemplo, la NGS se ha utilizado para detectar múltiples especies de parásitos en muestras ambientales de agua, suelo y alimentos. También se ha utilizado para identificar patrones genómicos de la malaria y otras enfermedades parasitarias que ayudan a los investigadores a entender mejor cómo se propagan y evolucionan estos parásitos.

Análisis de imagen

Otro enfoque relevante es el análisis de imagen, como la tomografía computarizada y la resonancia magnética. Estas técnicas permiten la detección de patrones típicos de enfermedades parasitarias, como quistes y abscesos, en diferentes partes del cuerpo. Recientemente, también se ha desarrollado una tecnología innovadora llamada "microscopía de impedancia eléctrica" que permite la detección de parásitos en tiempo real mediante la medición de las diferencias de conductividad eléctrica entre los tejidos parasitados y no parasitados.

Conclusiones

En resumen, estos nuevos enfoques y tecnologías están transformando el diagnóstico de las infecciones parasitarias emergentes. La PCR en tiempo real, la secuenciación de próxima generación, el análisis de imagen y la microscopía de impedancia eléctrica son solo algunos ejemplos de cómo los avances en la microbiología están ayudando a los médicos a detectar y tratar estas enfermedades graves de manera más efectiva. Aunque todavía quedan algunos desafíos por superar, como la accesibilidad a estas tecnologías en todo el mundo, el futuro de la atención médica para las enfermedades parasitarias es prometedor. Esperamos que estas nuevas tecnologías permitan un diagnóstico más rápido y preciso de las infecciones parasitarias emergentes, y que eventualmente puedan contribuir a reducir su impacto en la salud pública global.