microbio.es.

microbio.es.

Microbiota intestinal: diversidad, función y desequilibrios patológicos

Introducción

La microbiota intestinal es un ecosistema complejo que reside dentro del tracto gastrointestinal de los seres humanos y otros animales. También conocida como flora intestinal, la microbiota intestinal es un conjunto diverso de microorganismos que incluye bacterias, hongos y virus. Estos microorganismos se encuentran en una relación simbiótica con el huésped humano y juegan un papel fundamental en el mantenimiento de la salud intestinal y en la regulación del sistema inmune.

En los últimos años, los investigadores han puesto cada vez más atención en la microbiota intestinal. Se han descubierto nuevas funciones y se ha demostrado que los cambios en la composición de la microbiota intestinal pueden estar asociados con una gran variedad de trastornos patológicos. En este artículo, exploraremos la diversidad y función de la microbiota intestinal y discutiremos los desequilibrios patológicos más comunes.

Diversidad de la microbiota intestinal

La microbiota intestinal es un ecosistema complejo que alberga cientos de especies diferentes de bacterias, que incluyen Firmicutes, Bacteroidetes, Actinobacteria, Proteobacteria y Verrucomicrobia. Estas bacterias se distribuyen en todo el tracto gastrointestinal, pero la composición y abundancia varían a lo largo del tracto. En general, se ha demostrado que el intestino grueso es el hábitat predominante de la microbiota intestinal.

La diversidad de la microbiota intestinal varía significativamente entre individuos. Además, la composición de la microbiota intestinal puede verse afectada por factores como la edad, el sexo, la dieta, el uso de antibióticos, la genética y la ubicación geográfica.

Factores que influyen en la diversidad microbiana intestinal

  • Edad: Se ha demostrado que la microbiota intestinal cambia significativamente a lo largo de la vida. En bebés recién nacidos, la microbiota intestinal está dominada por especies del género Bifidobacterium. A medida que los niños crecen, la diversidad aumenta y la microbiota intestinal se vuelve más similar a la de los adultos jóvenes.
  • Dieta: Los patrones dietéticos también pueden influir en la diversidad de la microbiota intestinal. Las dietas ricas en fibra y vegetales están asociadas con una mayor diversidad bacteriana.
  • Antibióticos: El uso de antibióticos puede alterar significativamente la composición de la microbiota intestinal al matar bacterias beneficiosas y permitir que las especies patógenas proliferen.

Función de la microbiota intestinal

La microbiota intestinal desempeña una variedad de funciones importantes para la salud del hospedador. Estas funciones incluyen la digestión, la metabolización de fármacos, la síntesis de vitaminas y la regulación del sistema inmunológico.

Funciones específicas

  • Digestión: La microbiota intestinal ayuda en la digestión de alimentos, como la fibra, que el huésped humano no es capaz de metabolizar por sí solo.
  • Metabolismo de fármacos: La microbiota intestinal puede influir en la forma en que el cuerpo metaboliza ciertos fármacos, lo que puede tener implicaciones importantes para la eficacia y la toxicidad de los mismos.
  • Síntesis de vitaminas: La microbiota intestinal sintetiza ciertas vitaminas importantes, como la vitamina K y algunas vitaminas B.
  • Regulación del sistema inmunológico: La microbiota intestinal se ha demostrado que tiene un papel fundamental en el mantenimiento de la función del sistema inmunológico. Además, la microbiota ha sido implicada en la protección contra enfermedades autoinmunitarias.

Desequilibrios patológicos

Los desequilibrios patológicos de la microbiota intestinal se han asociado con una amplia variedad de enfermedades. Estos desequilibrios pueden incluir una reducción de la diversidad microbiana, una proliferación de especies patógenas o una disminución en la abundancia de bacterias beneficiosas.

Enfermedades asociadas con desequilibrios de la microbiota intestinal

  • Enfermedad inflamatoria intestinal: Se ha demostrado que la disbiosis de la microbiota intestinal está asociada con la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que incluye la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Se cree que la disbiosis induce una inflamación crónica del intestino.
  • Obesidad: Se ha demostrado que la composición de la microbiota intestinal difiere entre individuos obesos y no obesos. Además, se ha demostrado que la transferencia de microbiota de individuos obesos a ratones produce un aumento de peso.
  • Enfermedades neurodegenerativas: Se ha demostrado que el desequilibrio de la microbiota intestinal está asociado con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Conclusiones

La microbiota intestinal es un ecosistema complejo y diverso que desempeña una variedad de funciones importantes para la salud humana. La composición y diversidad de la microbiota intestinal pueden variar significativamente entre individuos y pueden verse afectadas por una serie de factores, como la dieta, el uso de antibióticos y la genética. La disbiosis de la microbiota intestinal se ha asociado con una amplia variedad de trastornos patológicos, como la enfermedad inflamatoria intestinal, la obesidad y las enfermedades neurodegenerativas.

A medida que los investigadores continúan explorando la microbiota intestinal, se espera que se produzcan nuevos avances en nuestra comprensión de este ecosistema complejo y su papel en la salud y la enfermedad. La investigación futura puede tener implicaciones importantes para el desarrollo de nuevas terapias para enfermedades relacionadas con la microbiota intestinal.