microbio.es.

microbio.es.

La Pasteurella multocida: la bacteria que se transmite a través de mordeduras de animales

La Pasteurella multocida es una bacteria gramnegativa presente en la boca de algunos animales, especialmente en perros y gatos. La bacteria se transmite a los seres humanos a través de mordeduras de animales infectados, causando infecciones graves que pueden llevar a la muerte. En este artículo, discutiremos cómo se transmite la bacteria, los síntomas de la infección y cómo se trata la enfermedad.

La transmisión de la enfermedad

La Pasteurella multocida se encuentra comúnmente en la boca de perros y gatos, pero también puede encontrarse en otros animales, como conejos, cerdos, vacas y ratas. Los animales infectados pueden transmitir la bacteria a los seres humanos por medio de mordeduras, arañazos, lamidas o contacto directo con la saliva.

La bacteria no se transmite de persona a persona y la infección generalmente se produce cuando el animal infectado muerde o raspa la piel del ser humano. La bacteria puede infectar rápidamente la piel y los tejidos blandos y puede propagarse a otras partes del cuerpo.

Síntomas de la infección

La infección por Pasteurella multocida puede provocar una amplia gama de síntomas, como dolor, hinchazón, enrojecimiento y calor en la zona de la mordedura. Los síntomas pueden aparecer dentro de las primeras 24 horas después de la mordedura o pueden desarrollarse lentamente con el tiempo.

Otros síntomas de la infección pueden incluir fiebre, escalofríos, dolor muscular y dificultad para mover el área afectada. En casos graves, la infección puede propagarse a otras partes del cuerpo, como los huesos, los pulmones o el cerebro, lo que puede poner en peligro la vida del paciente si no se trata adecuadamente.

Tratamiento de la infección

El tratamiento de la infección por Pasteurella multocida es crucial para prevenir complicaciones graves. El tratamiento puede incluir el uso de antibióticos para eliminar la bacteria del organismo y prevenir la propagación de la infección a otras partes del cuerpo.

En algunos casos, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para eliminar el tejido infectado o drenar el pus. Además, es importante mantener el área afectada limpia y cubrirla con un vendaje estéril para prevenir la infección del área.

Prevenir la infección por Pasteurella multocida es fundamental para reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad. Es importante evitar el contacto con animales desconocidos o agresivos, especialmente aquellos con una infección previa conocida.

Si un ser humano es mordido por un animal, es fundamental buscar atención médica inmediata para recibir tratamiento y prevenir complicaciones graves. Las personas con una mayor probabilidad de desarrollar una infección por Pasteurella multocida, como aquellos con sistemas inmunológicos debilitados, deben tener precaución adicional y evitar el contacto con animales infectados.

Conclusion

En conclusión, la infección por Pasteurella multocida es una enfermedad grave que se transmite a través de mordeduras de animales infectados. La bacteria puede infectar rápidamente la piel y los tejidos blandos, propagándose a otras partes del cuerpo y ponernos en peligro si no se trata adecuadamente. Los síntomas de la infección incluyen dolor, hinchazón, fiebre y otros signos de infección. El tratamiento incluye el uso de antibióticos, la intervención quirúrgica y la limpieza adecuada de la zona afectada. Para reducir el riesgo de infección, es importante evitar el contacto con animales desconocidos o agresivos y buscar atención médica inmediata en caso de una mordedura o arañazo por un animal.