microbio.es.

microbio.es.

La micorriza: La importancia de la simbiosis entre hongos y plantas

La micorriza: La importancia de la simbiosis entre hongos y plantas

La micorriza es una asociación simbiótica entre hongos y raíces de plantas. Esta relación mutualistica se ha desarrollado durante millones de años y es esencial para el crecimiento y la supervivencia de muchas especies de plantas en diferentes ecosistemas.

La función principal de la micorriza es facilitar la absorción de nutrientes y agua por parte de las plantas a través de la superficie de las raíces. Esto se logra gracias a la presencia de una red de filamentos fúngicos llamados hifas, los cuales se extienden por el suelo y penetran en las raíces de las plantas, formando una estructura conocida como micelio.

Existen dos tipos principales de micorrizas: la ectomicorriza y la endomicorriza. La ectomicorriza se encuentra en árboles y arbustos, mientras que la endomicorriza se encuentra en la mayoría de plantas herbáceas.

La ectomicorriza se caracteriza por la formación de una capa de hifas que rodea la raíz y penetra en los espacios intercelulares de la corteza. Esta simbiosis es muy importante en la formación de los setos micorrizados, que son representativos de los bosques templados y boreales.

La endomicorriza, por otro lado, penetra en la célula de la corteza de la raíz. Este tipo de micorriza se caracteriza por el desarrollo de estructuras especializadas llamadas arbusculos, que permiten la entrada de nutrientes y agua en la célula de la planta.

Ambos tipos de micorriza están presentes en diferentes tipos de suelos y condiciones climáticas y han demostrado mejorar la calidad del suelo y aumentar la capacidad de las plantas para resistir el estrés ambiental.

Beneficios de la micorriza para las plantas

La micorriza ofrece numerosos beneficios a las plantas, lo que se traduce en un mejor crecimiento y una mayor resistencia a diferentes situaciones ambientales adversas. Los principales beneficios son:

1. Mejora la absorción de nutrientes: La micorriza aumenta la capacidad de la planta para absorber nutrientes del suelo, especialmente nitrógeno y fósforo.

2. Aumenta la resistencia a la sequía: La micorriza ayuda a las plantas a retener el agua y a reducir la pérdida de agua por transpiración, lo que las hace más resistentes a la sequía.

3. Mejora la resistencia a enfermedades: La micorriza forma una barrera que protege a las plantas de ataques de patógenos del suelo.

4. Aumenta la tolerancia a la salinidad: La micorriza ayuda a las plantas a tolerar altos niveles de sal en el suelo, lo que es común en suelos costeros.

5. Mejora la calidad del suelo: La micorriza ayuda a mejorar la estructura del suelo y a aumentar la capacidad de retención de agua y nutrientes.

6. Mejora la germinación de semillas: La presencia de micorriza en el suelo aumenta la tasa de germinación de semillas y promueve el crecimiento de plántulas saludables.

La importancia de la micorriza en la agricultura y la silvicultura

La micorriza es de gran importancia para la agricultura y la silvicultura, especialmente en la producción sostenible de cultivos y en la reforestación. Los agricultores y silvicultores pueden beneficiarse de la micorriza de las siguientes formas:

1. Reducción de la cantidad de fertilizantes y pesticidas utilizados: La micorriza reduce la necesidad de fertilizantes y pesticidas, lo que resulta en una agricultura y silvicultura más sostenible y ecológica.

2. Aumento del rendimiento de los cultivos: La presencia de micorriza aumenta la capacidad de los cultivos para absorber nutrientes y agua, lo que se traduce en un aumento del rendimiento y la calidad de los cultivos.

3. Mejora de la calidad del suelo: La micorriza aumenta la calidad del suelo al mejorar su estructura y a aumentar la capacidad de retención de agua y nutrientes.

4. Aumento de la resistencia a plagas y enfermedades: La micorriza protege a las plantas de las plagas y enfermedades del suelo, reduciendo así la necesidad de pesticidas.

En conclusión, la micorriza es una relación simbiótica importante entre hongos y plantas que ofrece numerosos beneficios a las plantas, como una mejor absorción de nutrientes, mayor resistencia a las condiciones ambientales adversas, y una mayor calidad del suelo. Con un uso apropiado de la micorriza, la agricultura y la silvicultura pueden ser más sostenibles y ecoamigables, lo que resultaría en una mejor salud del suelo y de nuestras plantas.