microbio.es.

microbio.es.

La Helicobacter pylori: el agente causal de la úlcera gástrica

Introducción

La úlcera gástrica es una enfermedad que afecta a una gran cantidad de personas en todo el mundo. Aunque en el pasado se creía que esta enfermedad era causada por el estrés y la dieta, hoy sabemos que la Helicobacter pylori es el agente causal principal de la úlcera gástrica. En este artículo, exploraremos en profundidad la Helicobacter pylori y su relación con la úlcera gástrica.

¿Qué es la Helicobacter pylori?

La Helicobacter pylori es una bacteria gramnegativa que se encuentra comúnmente en el tracto gastrointestinal humano. Fue descubierta en 1982 por el microbiólogo australiano Barry Marshall y su colega Robin Warren. Está diseñada para sobrevivir en ambientes ácidos y por lo tanto puede colonizar varias partes del estómago y el duodeno. La Helicobacter pylori se adhiere a la mucosa del estómago mediante proteínas adhesivas específicas. En respuesta a esta adhesión, se produce una respuesta inflamatoria del sistema inmunológico del cuerpo que puede llevar a la formación de úlceras. La bacteria también produce enzimas que pueden dañar la capa protectora de moco del estómago, lo que puede agravar aún más la inflamación.

Modos de transmisión

La Helicobacter pylori se transmite principalmente de persona a persona. Se cree que la transmisión se produce a través del contacto oral-oral o fecal-oral, o por contacto con agua o alimentos contaminados. La bacteria puede sobrevivir en ambientes ácidos, por lo que puede sobrevivir en el estómago y el tracto gastrointestinal humano durante largos períodos de tiempo.

Síntomas y diagnóstico de la úlcera gástrica

Los síntomas de la úlcera gástrica pueden incluir dolor abdominal, náuseas, vómitos, sensación de plenitud o hinchazón y pérdida de apetito. Estos síntomas pueden variar en severidad y duración. El diagnóstico de la úlcera gástrica se realiza mediante una combinación de pruebas médicas. Estas pueden incluir pruebas de sangre, endoscopias, cultivos de bacterias y biopsias. Una vez que se diagnostica la enfermedad, el tratamiento debe empezar lo antes posible para evitar complicaciones.

Tratamiento de la úlcera gástrica

El tratamiento de la úlcera gástrica depende de la gravedad de la enfermedad y de la causa subyacente. Si se identifica la presencia de Helicobacter pylori, el tratamiento generalmente consiste en antibióticos y terapia de supresión ácida. Esto tiene una tasa de curación alta y puede evitar la necesidad de cirugía.

Antibióticos

Los antibióticos más comúnmente utilizados en el tratamiento de la Helicobacter pylori incluyen amoxicilina, claritromicina, metronidazol y tetraciclina. Estos medicamentos actúan eliminando la bacteria del cuerpo.

Terapia de supresión ácida

La terapia de supresión ácida se utiliza para reducir la cantidad de ácido en el estómago, lo que puede ayudar a aliviar los síntomas de la úlcera gástrica. Los medicamentos comúnmente utilizados en esta terapia son los inhibidores de la bomba de protones (IBP) y los antagonistas H2.

Prevención de la infección por Helicobacter pylori

La prevención de la infección por Helicobacter pylori puede ser difícil debido a la facilidad con la que se transmite. Algunos consejos útiles incluyen:
  • Lavarse las manos regularmente, especialmente antes de comer o después de usar el baño
  • Evitar el contacto con agua o alimentos contaminados
  • No fumar
  • Reducir el consumo de alcohol y café

Conclusión

La Helicobacter pylori es un agente causal importante de la úlcera gástrica. La transmisión de la bacteria puede ser difícil de prevenir, pero el tratamiento de la infección puede ser efectivo en la mayoría de los casos. Si experimentas síntomas de úlcera gástrica, es importante buscar atención médica lo antes posible.