microbio.es.

microbio.es.

Evolución de los mecanismos de defensa en los hospedadores contra los parásitos

Introducción

Los parásitos son organismos que se benefician de una relación simbiótica con su hospedador, pero a menudo causan una variedad de enfermedades y problemas de salud en humanos y animales. A lo largo de la historia, los hospedadores han evolucionado mecanismos de defensa para protegerse de los parásitos. En este artículo se examinará la evolución de los mecanismos de defensa en los hospedadores contra los parásitos.

Primeros mecanismos de defensa

Los primeros mecanismos de defensa de los hospedadores contra los parásitos eran simples barreras físicas, como la piel y las uñas. Los hospedadores también podían expulsar los parásitos mediante estornudos, tos o vómito. Sin embargo, estos mecanismos eran inadecuados para protegerse de los parásitos más peligrosos y avanzados.

Respuesta inmunitaria innata

Con el tiempo, los hospedadores evolucionaron una respuesta inmunitaria innata para combatir a los parásitos. La respuesta inmunitaria innata es la primera línea de defensa y es rápida pero no específica para un parásito en particular. Los hospedadores tienen células inmunitarias que pueden fagocitar y destruir los parásitos, así como proteínas que pueden unirse a los parásitos y marcarlos para su destrucción.

  • Fagocitosis: Las células inmunitarias llamadas macrófagos y neutrófilos pueden engullir y destruir los parásitos. También liberan enzimas que pueden matar a los parásitos y sus productos de desecho.
  • Complemento: Las proteínas del complemento pueden unirse a la superficie de los parásitos y provocar su destrucción.
  • Interferón: El interferón es una proteína que se produce en respuesta a una infección y ayuda a combatir los parásitos al estimular la acción de los macrófagos y otros componentes de la respuesta inmunitaria innata.

Respuesta inmunitaria adaptativa

A medida que los parásitos evolucionaron para evadir la respuesta inmunitaria innata, los hospedadores desarrollaron una respuesta inmunitaria adaptativa más específica para los parásitos. La respuesta inmunitaria adaptativa es lenta pero específica para un parásito en particular. Esta respuesta implica el reconocimiento de antígenos específicos en la superficie del parásito y la producción de células inmunitarias que pueden matar o inactivar al parásito.

  • Células T: Las células T son un tipo de células inmunitarias que reconocen antígenos específicos en la superficie de los parásitos. Las células T ayudan a las células inmunitarias a destruir los parásitos.
  • Células B: Las células B son otro tipo de células inmunitarias que producen anticuerpos que pueden unirse a los antígenos de la superficie del parásito y marcarlos para su destrucción.

Mecanismos de defensa específicos del parásito

Los parásitos han evolucionado para evadir el sistema inmunitario de los hospedadores, por lo que los hospedadores han desarrollado mecanismos de defensa específicos para diferentes tipos de parásitos.

Parásitos intracelulares

Los parásitos intracelulares, como los virus y las bacterias intracelulares, se esconden dentro de las células del hospedador para evitar la respuesta inmune. Los hospedadores han desarrollado mecanismos de defensa para combatir a los parásitos intracelulares, incluyendo la actividad de células T específicas para la infección y células NK que pueden matar a las células infectadas para evitar la propagación del parásito.

Parásitos helmintos

Los parásitos helmintos, como los gusanos intestinales, han desarrollado mecanismos para evitar la respuesta inmunitaria de los hospedadores. Los gusanos intestinales secretan proteínas que pueden antagonizar la respuesta inmunitaria del hospedador y evadir la fagocitosis. Los hospedadores tienen anticuerpos específicos para los gusanos intestinales y células inmunitarias que pueden matar a los gusanos o evitar que se reproduzcan.

Protozoos

Los protozoos, como la malaria y la toxoplasmosis, son parásitos que viven dentro de las células del hospedador y también han desarrollado mecanismos para evadir la respuesta inmunitaria. Los protozoos producen antígenos que cambian rápidamente para evitar el reconocimiento por el sistema inmunitario. Los hospedadores tienen células T específicas para los antígenos de la malaria y células B que producen anticuerpos que pueden unirse y neutralizar los protozoos.

Conclusiones

Los hospedadores tienen una variedad de mecanismos de defensa para combatir a los parásitos, incluyendo respuestas inmunitarias innatas y adaptativas específicas para diferentes tipos de parásitos. Los parásitos han evolucionado para evadir estos mecanismos de defensa y, por lo tanto, los hospedadores han tenido que desarrollar nuevos mecanismos para luchar contra ellos. La evolución continua de los mecanismos de defensa y contraataque de los hospedadores y los parásitos es un proceso en constante cambio que puede tener consecuencias significativas para la salud humana en el futuro.