microbio.es.

microbio.es.

¿Cuánto tiempo deben tomarse los antibióticos?

Introducción

Los antibióticos son medicamentos utilizados para tratar infecciones bacterianas. Desde su descubrimiento en la década de 1940, los antibióticos han salvado innumerables vidas y han ayudado a prevenir y tratar enfermedades infecciosas como la neumonía, la meningitis y la sepsis. Sin embargo, el uso excesivo e inadecuado de antibióticos ha llevado a la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos, que son cada vez más difíciles de tratar. Por esa razón, es importante entender cuánto tiempo deben tomarse los antibióticos para maximizar su efectividad y prevenir la resistencia bacteriana.

¿Qué son los antibióticos?

Los antibióticos son medicamentos que matan o detienen el crecimiento de bacterias. Se clasifican en diferentes tipos según su mecanismo de acción, como los que afectan a la pared celular de la bacteria, los que inhiben la síntesis de proteínas, los que interfieren con el metabolismo de las bacterias o los que inhiben la replicación del ADN.

¿Por qué es importante tomar los antibióticos correctamente?

Tomar los antibióticos de manera correcta es crucial para asegurar su efectividad y prevenir la resistencia bacteriana. La resistencia bacteriana ocurre cuando las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos y no pueden ser eliminadas con el tratamiento antibiótico convencional. Esto ocurre cuando las bacterias mutan o adquieren genes que les permiten sobrevivir a los antibióticos.

La resistencia bacteriana ha sido considerada una de las mayores amenazas para la salud pública mundial. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que el número de muertes causadas por infecciones resistentes a los antibióticos podría llegar a 10 millones para 2050.

La duración del tratamiento antibiótico varía según el tipo de infección y el tipo de antibiótico utilizado. En general, los antibióticos deben tomarse durante el tiempo indicado por el médico, incluso si los síntomas de la infección desaparecen antes del final del tratamiento. Esto se debe a que algunos microorganismos pueden sobrevivir con una pequeña cantidad de antibióticos y pueden volver a crecer si se detiene prematuramente el tratamiento.

Por otro lado, algunos estudios han sugerido que los tratamientos demasiado prolongados pueden ser innecesarios e incluso dañinos. Por ejemplo, un estudio reciente publicado en JAMA Internal Medicine encontró que los pacientes que tomaban antibióticos durante más tiempo del indicado tenían más probabilidades de desarrollar infecciones recurrentes o efectos secundarios como diarrea.

Duración del tratamiento para diferentes tipos de infecciones

  • Infecciones del tracto respiratorio superior: Las infecciones del tracto respiratorio superior, como el resfriado común y la gripe, suelen ser causadas por virus y no requieren tratamiento con antibióticos.
  • Infecciones del oído: Las infecciones del oído en niños menores de 2 años suelen requerir tratamiento con antibióticos durante al menos 10 días, mientras que en niños mayores y adultos, el tratamiento puede variar de 5 a 7 días.
  • Infecciones del tracto urinario: Las infecciones del tracto urinario suelen requerir tratamiento con antibióticos durante 3 a 7 días para las infecciones no complicadas y hasta dos semanas para las infecciones complicadas.
  • Infecciones de la piel y tejidos blandos: Las infecciones de la piel y los tejidos blandos suelen requerir tratamiento con antibióticos durante 5 a 14 días, dependiendo de la gravedad de la infección y del tipo de antibiótico utilizado.
  • Infecciones de transmisión sexual: Las infecciones de transmisión sexual, como la clamidia y la gonorrea, suelen requerir tratamiento con antibióticos durante 7 a 14 días.

Qué sucede si no se termina el tratamiento antibiótico?

Si no se termina el tratamiento antibiótico, es posible que las bacterias no se eliminen por completo del cuerpo y puedan volver a crecer. Esto puede hacer que la infección vuelva a aparecer, pero con bacterias resistentes a los antibióticos anteriores. Además, esto puede aumentar el riesgo de desarrollar resistencia bacteriana en futuras infecciones.

Cómo tomar los antibióticos correctamente

Para tomar los antibióticos correctamente, es importante seguir las indicaciones del médico y leer cuidadosamente las instrucciones del medicamento. Algunos consejos generales incluyen:

  • Tome los antibióticos exactamente como se los recetó su médico y no cambie la dosis ni la frecuencia sin consultar a su médico primero.
  • Tome los antibióticos con suficiente agua y siga las instrucciones sobre si se deben tomar con o sin comida.
  • Complete el curso completo de antibióticos, incluso si se siente mejor antes de terminar el tratamiento.
  • No comparta sus antibióticos con nadie más, incluso si tienen síntomas similares.
  • No use antibióticos prescritos para otra infección anterior.

Conclusiones

En resumen, los antibióticos son medicamentos esenciales para tratar infecciones bacterianas, pero es importante tomarlos correctamente para maximizar su efectividad y prevenir la resistencia bacteriana. La duración del tratamiento antibiótico varía según el tipo de infección y el tipo de antibiótico utilizado, pero es importante tomar los antibióticos durante el tiempo indicado por el médico y completar el tratamiento completo. Además, es importante seguir los consejos generales para tomar los antibióticos correctamente, como tomarlos con suficiente agua y no compartirlos con nadie más. Al seguir estas pautas, podemos ayudar a prevenir la resistencia bacteriana y garantizar que los antibióticos sigan siendo efectivos para las generaciones futuras.