microbio.es.

microbio.es.

Cómo los microbios del suelo afectan a la retención de nutrientes

Introducción

El suelo es un recurso vital para la agricultura, la industria y la vida en general. Un suelo saludable es aquél que contiene nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas y es capaz de retenerlos para que no sean llevados lejos por la lluvia o el viento. Los microbios del suelo tienen un papel importante en la retención de nutrientes y en este artículo vamos a profundizar en su función y cómo afectan a la calidad del suelo.

Los microbios del suelo

El suelo es un ecosistema complejo que contiene una gran variedad de microorganismos. Los microbios del suelo incluyen bacterias, hongos, protozoos y nematodos, todos ellos con funciones específicas que contribuyen a la salud del suelo. Las bacterias son los microorganismos más comunes en el suelo y tienen una función importante en la descomposición de la materia orgánica. Los hongos también contribuyen a la descomposición de la materia orgánica, pero a diferencia de las bacterias, también pueden formar asociaciones simbióticas con las raíces de las plantas. Los protozoos y nematodos son importantes para el control biológico de otros microorganismos, como las bacterias patógenas.

Descomposición de la materia orgánica

Los microbios del suelo tienen un papel crucial en la descomposición de la materia orgánica. La materia orgánica puede ser de origen vegetal o animal y se compone principalmente de compuestos de carbono y nitrógeno. Las bacterias y los hongos son los principales encargados de la descomposición, ya que producen una serie de enzimas que descomponen la materia orgánica en componentes más simples que pueden ser absorbidos por las plantas. La descomposición de la materia orgánica también libera nutrientes esenciales como el nitrógeno y el fósforo.

Asociaciones simbióticas con las plantas

Los hongos también son importantes en la formación de asociaciones simbióticas con las raíces de las plantas. La asociación más conocida es la micorriza, que es una relación simbiótica entre los hongos y las raíces de las plantas. Los hongos forman una red de hifas que penetra en las raíces de las plantas y absorbe nutrientes del suelo que luego son transferidos a las plantas. A cambio, las plantas proporcionan compuestos orgánicos a los hongos.

Retención de nutrientes

Los microbios del suelo tienen un papel crucial en la retención de nutrientes, especialmente el nitrógeno y el fósforo. El nitrógeno es un elemento esencial para la producción de proteínas y ácidos nucleicos. Las plantas absorben el nitrógeno del suelo en forma de nitrato o amonio. Sin embargo, el nitrógeno puede ser fácilmente lixiviado por la lluvia o el riego excesivo y puede ser volatilizado por ciertos tipos de bacterias. Los microbios del suelo contribuyen a la retención de nitrógeno de varias maneras.

Fijación de nitrógeno

Algunas bacterias tienen la capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico y convertirlo en compuestos de nitrógeno que las plantas pueden absorber. Estas bacterias viven en los nódulos de las raíces de ciertas plantas leguminosas como el frijol y la alfalfa. La fijación de nitrógeno es una forma importante de retener nitrógeno en el suelo.

Ciclo del nitrógeno

El nitrógeno también circula a través del suelo en un ciclo. Las bacterias descomponedoras descomponen la materia orgánica y liberan amonio. Otras bacterias convierten el amonio en nitrito y luego en nitrato, que es la forma en que las plantas absorben el nitrógeno. Las bacterias nitrificantes convierten el nitrato de nuevo en nitrógeno gaseoso. Los microbios del suelo también contribuyen a la retención del fósforo de varias maneras.

Solubilización del fósforo

El fósforo es esencial para el crecimiento de las plantas y es absorbido del suelo en forma de fosfato. Sin embargo, el fosfato puede formar compuestos insolubles con hierro, aluminio y calcio, lo que lo hace menos disponible para las plantas. Algunas bacterias y hongos tienen la capacidad de solubilizar el fosfato y convertirlo en una forma más disponible para las plantas.

Micorrizas

Como se mencionó anteriormente, las micorrizas también pueden retener el fósforo. El fósforo es un nutriente importante que a menudo está presente en concentraciones muy bajas en el suelo. Los hongos forman una red de hifas que puede extenderse más allá de la zona de absorción de las raíces de las plantas y absorber fósforo de áreas más amplias del suelo.

Conclusión

En resumen, los microbios del suelo desempeñan un papel importante en la descomposición de la materia orgánica, la formación de asociaciones simbióticas con las raíces de las plantas y la retención de nutrientes. La descomposición de la materia orgánica libera nutrientes esenciales como el nitrógeno y el fósforo, mientras que las asociaciones simbióticas y los procesos de solubilización de nutrientes contribuyen a la retención de nutrientes en el suelo. La comprensión de cómo los microbios del suelo afectan la retención de nutrientes es esencial para mejorar la calidad del suelo y aumentar la producción de cultivos.