microbio.es.

microbio.es.

Cómo afecta la parasitosis a los desplazados por conflictos y desastres naturales

Introducción

Los conflictos armados y los desastres naturales causan una gran cantidad de desplazamientos en todo el mundo. En estas situaciones, muchas veces las condiciones de higiene son precarias y es común que las personas sufran enfermedades relacionadas con la falta de acceso a agua potable, saneamiento básico y atención médica. Dentro de las enfermedades más comunes que pueden afectar a los desplazados se encuentra la parasitosis, un problema que puede causar graves daños a la salud.

Qué es la parasitosis

La parasitosis es un término que se utiliza para describir las enfermedades causadas por organismos parásitos que viven dentro o sobre un huésped. Estos organismos pueden ser bacterias, virus, hongos o protozoos. En las zonas en las que las condiciones sanitarias son deficientes, la parasitosis es una de las principales causas de enfermedad y muerte.

Tipos de parasitosis

Existen diferentes tipos de parasitosis. Algunas de ellas son:

  • Giardiasis
  • Amebiasis
  • Ascaridiasis
  • Esquistosomiasis
  • Tripanosomiasis africana
  • Larva migrans cutánea
  • Equinococosis

Formas de contagio

La mayoría de las formas de contagio de la parasitosis se deben a la ingestión de agua o alimentos contaminados. También puede contagiarse a través del contacto con heces o con los animales que portan a los parásitos.

La parasitosis en contextos de desplazamiento

Los desplazados por conflictos armados y desastres naturales suelen estar expuestos a un mayor riesgo de padecer enfermedades infecciosas. Esto se debe a que, en estas situaciones, la población se encuentra en condiciones de hacinamiento, con poca o ninguna atención médica y condiciones de higiene deficientes. Todos estos factores aumentan el riesgo de padecer parasitosis.

Los riesgos de la parasitosis

Las parasitosis pueden causar diferentes síntomas en el cuerpo humano. Los síntomas habituales incluyen diarrea, dolor abdominal, fiebre y pérdida de peso. Los parásitos también pueden causar daños físicos en el intestino y otros órganos internos. Si no se trata, pueden causar complicaciones graves que pueden incluso ser mortales.

Prevención de la parasitosis

La prevención de la parasitosis se basa en medidas de higiene personal y en el control del ambiente en el que se encuentran los desplazados. Es fundamental:

  • Mantener unos hábitos de higiene personal adecuados, como lavarse las manos con agua y jabón antes de comer o después de haber ido al baño.
  • Potabilizar el agua que se consume, herviéndola o tratándola químicamente.
  • Comer alimentos bien cocidos y evitar el consumo de frutas, verduras y mariscos crudos.
  • Controlar las condiciones higiénicas de los asentamientos de desplazados, evitando la acumulación de basura o excrementos de animales y desratizando las zonas de habitación.

Conclusiones

La parasitosis es un problema de salud que afecta a una gran parte de la población en todo el mundo, pero que se agrava en situaciones de conflictos armados y desplazamientos por desastres naturales. La prevención y el control de la parasitosis son fundamentales para proteger la salud de las personas desplazadas y evitar nuevos brotes de enfermedades.