microbio.es.

microbio.es.

Antibióticos y enfermedades crónicas

Introducción

Los antibióticos son un tipo de medicamento que se utilizan para tratar infecciones bacterianas. Han sido uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la medicina y han salvado innumerables vidas. Sin embargo, el uso excesivo y el abuso de los antibióticos ha llevado a la aparición de bacterias resistentes a los mismos. Esto representa una amenaza para la salud pública. En este artículo, vamos a hablar sobre cómo los antibióticos afectan a las enfermedades crónicas y cómo podemos usarlos de manera responsable para evitar la resistencia bacteriana.

Enfermedades crónicas

Las enfermedades crónicas son aquellas que duran mucho tiempo, a menudo durante toda la vida de una persona. Ejemplos de enfermedades crónicas incluyen la diabetes, la hipertensión arterial, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la artritis, el asma, entre otras. La mayoría de las enfermedades crónicas no son causadas por infecciones bacterianas. Por esta razón, el uso de antibióticos no es efectivo en su tratamiento. Sin embargo, hay algunas enfermedades crónicas que pueden estar relacionadas con las infecciones bacterianas, como la enfermedad periodontal y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es una enfermedad dental crónica que afecta a las encías y los huesos que sostienen los dientes. Es causada por la acumulación de placa bacteriana en los dientes y encías. Los signos y síntomas incluyen inflamación de las encías, sangrado y dolor. Si no se trata, puede llevar a la pérdida de dientes. Los antibióticos se pueden usar para tratar la enfermedad periodontal junto con otros tratamientos dentales. Los antibióticos más comúnmente utilizados son la doxiciclina y la metronidazol. Estos ayudan a disminuir la inflamación y reducir la cantidad de bacterias en las encías y los tejidos circundantes. Sin embargo, el uso excesivo de antibióticos puede llevar a la resistencia bacteriana. Por lo tanto, es importante utilizarlos de manera responsable y bajo la supervisión de un especialista dental.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal es un conjunto de trastornos crónicos que incluyen la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Estos trastornos se caracterizan por la inflamación del tracto gastrointestinal. El uso de antibióticos no es efectivo para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal. Sin embargo, se pueden utilizar para tratar infecciones bacterianas que pueden empeorar la enfermedad. Por ejemplo, si un paciente con enfermedad inflamatoria intestinal presenta una infección del tracto urinario, se pueden recetar antibióticos para tratarla. Es importante recordar que el uso excesivo de antibióticos puede llevar a la resistencia bacteriana.

Uso responsable de los antibióticos

El uso responsable de los antibióticos es vital para prevenir la aparición de bacterias resistentes a los mismos. A continuación, se presentan algunas pautas que debemos seguir al tomar antibióticos:
  • Solo tomar antibióticos cuando nos los receta un médico.
  • Tomarlos exactamente como se nos indica.
  • No compartir nuestros antibióticos con otras personas.
  • No guardar sobrantes de antibióticos para usos futuros.
  • No tomar antibióticos para tratar infecciones virales, como el resfriado común.

Conclusiones

Los antibióticos son medicamentos importantes que nos han ayudado a tratar infecciones bacterianas durante décadas. Sin embargo, su uso excesivo y abuso han llevado a la aparición de bacterias resistentes a los mismos. Es vital que usemos los antibióticos de manera responsable para prevenir la resistencia bacteriana. Si bien los antibióticos no son efectivos en el tratamiento de la mayoría de las enfermedades crónicas, pueden ser útiles en el tratamiento de algunas infecciones bacterianas que pueden agravar ciertas enfermedades crónicas. Es importante que trabajemos con nuestros médicos y especialistas para asegurarnos de que estamos utilizando los antibióticos de manera correcta y responsable.